5 consejos para hacer tu mudanza más fácil.

con No hay comentarios

Se acerca la Semana Santa: Varios días de vacaciones seguidos que puede que muchos aprovechéis para hacer una mudanza, ya sea porque acabáis de vender vuestra casa, porque habéis decidido dar el paso y pasar de alquilar a comprar una casa, o porque os apetece disfrutar de una jubilación tranquila en Torrevieja.

Sea cual sea el motivo, la mudanza no es un proceso fácil, eso lo sabemos muy bien. Por eso hoy te traemos cinco consejos para hacer tu mudanza muchísimo más fácil.

1. Organízate.
2. Planea más, trabaja menos.
3. Empieza a empacar pronto.
4. No olvides el papeleo.
5. Prepárate para la llegada a tu nuevo hogar.

Organiza tu mudanza en Torrevieja. Hombre sosteniendo cajas.

1. Organízate.

Una lista a tiempo te puede ahorrar muchos dolores de cabeza. Una mudanza incluye un millón de tareas, algunas muy evidentes y otras no tanto. Sin embargo, no importa lo obvia que sea la tarea, lo mejor es apuntarlo absolutamente todo, de modo que no se te olvide nada. Incluso si es un detalle insignificante (como a quién le vas a regalar esos libros que has decidido que no te vas a llevar) es mejor que quede por escrito.

Apunta también todo lo que creas que vas a necesitar para la mudanza (cajas, bolsas, papel de burbujas, etc.) para que solo tengas que hacer un viaje a la tienda, y no te encuentres desesperado a las diez de la noche el día antes de la mudanza intentando encontrar un lugar abierto para comprar algo que se te ha olvidado. Y no te olvides de los “por si acasos”. Más vale prevenir que curar.

Intenta llevar la lista siempre encima, por ejemplo, en una app del móvil, para poder apuntar cualquier cosa que veas en el momento.

Otra recomendación es que, una vez tengas tu lista de cosas que hacer, crees un calendario. Esto no solo te ayudará a hacerte una idea del tiempo que necesitas para cada cosa, sino que además dividirá lo que parece una tarea enorme en tareas más pequeñas, y por lo tanto más manejables.

planea tu mudanza en Torrevieja. Lista planning.

2. Planea más, trabaja menos.

Una vez tengas tus listas y tus materiales, es hora de ponerse manos a la obra. Lo primero que tienes que hacer es decidir qué te vas a llevar; una mudanza es una excusa perfecta para hacer limpieza en la casa, y regalar, donar o vender todas esas cosas que nunca usas.

Asegúrate de avisar a amigos y familiares con tiempo, para que puedan echarte una mano el día de la mudanza. Cuantas más personas tengas disponibles, menos tendrá que trabajar todo el mundo.

A la hora de empaquetar, asegúrate de etiquetar bien tus cajas, tanto en la parte de arriba como en los lados. Para hacer las cosas más fáciles, no solo pongas lo que hay en la caja (ropa, libros, etc.) sino también el cuarto en el que se supone que tienen que ir. Usar un código de colores te facilitará distinguir las cajas de un vistazo, y probablemente haga la mudanza más divertida para tus hijos pequeños, si los tienes.

Si quieres ir un paso más allá, pon números en todas las cajas, y haz una lista con lo que va en cada número. De ese modo, si necesitas algo específico en tu nuevo hogar antes de que hayas tenido oportunidad de ordenar todo, podrás encontrarlo en cuestión de segundos.

Acuérdate también de sacar fotos de cosas que quieras replicar en tu nueva casa, como la decoración de un cuarto en concreto, o la situación de los cables en tus dispositivos electrónicos (acuérdate de que los vas a tener que volver a conectar).

Haz las maletas para tu mudanza en Torrevieja. Maleta junto a silla.

3. Empieza a empacar pronto.

No lo dejes todo para el último día; empezar poco a poco no solo te ayudará a hacer el proceso de mudanza mucho menos estresante, sino que también te ayudará a organizarte mejor.

Empieza con las cosas que no utilices en el día a día, como la ropa de invierno/verano (depende de la estación en la que te encuentres), o los objetos decorativos; estos últimos te pueden dar muchos quebraderos de cabeza, ya que suelen tener formas extrañas, y tienden a ser frágiles.

Después, encárgate de los cuartos que usas menos, como el dormitorio de invitados, el trastero o el garaje. Las cosas que utilizas a diario deberían dejarse para el último día, y las cosas esenciales (como la medicación) deberías tenerlas guardadas aparte.

Intenta que las cajas no pasen de los doce kg de peso, por el bien de tu espalda y de la de quien te esté ayudando. Utiliza cajas grandes para las cosas que pesan menos, como sábanas y ropa, y cajas pequeñas para las cosas que pesan más, como los libros.

Prepara el papeleo para tu mudanza en Torrevieja. Papeles y gafas junto a un portátil.

4. No olvides el papeleo.

Organiza todos tus documentos importantes, y ponlos todos en la misma carpeta, maletín o caja. Haz al menos una copia, y si puedes digitalizarlos, aún mejor. Puede ser un proceso tedioso, pero las mudanzas llegan a ser muy caóticas, y perder tu pasaporte, diploma, o cualquier otro papel importante es peor.

Preocúpate también de actualizar tu dirección en todas partes; DNI, cuenta del banco, e incluso Amazon. Seguro que no quieres que cartas que pueden contener información personal le lleguen a la próxima persona que resida en tu anterior dirección.

Si cambias de pueblo o ciudad, no te olvides de empadronarte; lo necesitarás para obtener un médico de cabecera o para votar en el sitio nuevo, y además es obligatorio si vas a pasar más de seis meses en un lugar, así que no tardes demasiado.

Nuevo hogar en torrevieja. amigos en un salón.

5. Prepárate para la llegada a tu nuevo hogar.

Si tienes oportunidad de hacerlo, familiarízate con la zona en la que vas a vivir antes de mudarte. Toma nota del tipo de vecindario, así como de dónde están los servicios principales; supermercado, farmacia, transporte público, centros médicos… y por supuesto, aprovecha y echa un vistazo a los bares y restaurantes de la zona, y a la oferta de ocio general.

También hay una serie de preguntas que le puedes hacer al dueño anterior/constructor para hacer tu vida más fácil, como por ejemplo:

– ¿Dónde está el cierre del agua?

– ¿Dónde están los medidores de gas y electricidad?

– ¿Hay alguna superficie que se tenga que limpiar de modo especial?

– ¿Con qué compañía tenían la luz, el gas, etc.?

– ¿Dónde está el termostato?

A la hora de mudarte, acuérdate de hacer una maleta con cosas esenciales (cepillo de dientes, pijama, medicamentos, ordenador portátil, algo de ropa) para el primer par de días.

Por último, y aunque parezca una tontería, te recomendamos que hagas la cama nada más llegar a casa. Lo agradecerás al terminar el día; hay pocas cosas más agotadoras que una mudanza.

Mudarse nunca es fácil, pero con estos consejos probablemente sea mucho más llevadero. Y hablando de mudanzas, ¿has comprado una nueva casa y buscas vender la anterior? ¿Tienes ganas de cambiar de aires y buscas una casa nueva? ¡Llámanos! En Inmokea tenemos profesionales con más de 20 años de experiencia que estarán encantados de echarte una mano.
¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

Deja un comentario