San Valentín en casa y sin Netflix: Es posible

con 1 comentario

Mañana es el día de los enamorados, y aunque el amor sea algo que celebres todos los días, cualquier excusa es buena para hacer algo especial con tu pareja. Claro que resulta que mañana también es jueves, y a lo mejor salir a cenar después de un largo día de trabajo, sabiendo que al día siguiente tienes que madrugar, no es lo que más apetece. O a lo mejor se te ha olvidado reservar en algún restaurante, y ahora todo esta lleno, y necesitas un plan B. O quizá sencillamente quieres recordar a tu pareja que no necesitáis nada más que la compañía del otro para pasar un buen rato.

Sea cual sea tu caso, nosotros somos firmes defensores de que como en casa no se está en ningún sitio, y por eso te traemos cinco ideas para celebrar San Valentin en el nido (aunque no tengas Netflix).

San Valentín decoracion de casa

Decora tu casa

Puedes darle una sorpresa a tu pareja si tienes la oportunidad, pero decorar tu hogar también puede ser una tarea divertida entre ambos. Puedes poner telas translúcidas sobre las lámparas y poner algunas velas para crear una luz de ambiente, escoger tus flores favoritas o las de tu pareja y ponerlas en varios lugares de la casa.

Además, recuerda que la decoración no solo es visual; puedes usar aceites esenciales e incienso o aprovechar las velas y que sean aromáticas, crear una lista de música que los dos disfrutéis, y poner sábanas de buena calidad en el dormitorio y mantas y cojines en el salón.

Por último, siempre puedes poner un cubo con hielo y champán y algunas fresas o cerezas en un platito, que no solo quedan bien, sino que sirven de aperitivo.

San Valentín cocina

Cocinad algo juntos

El clásico. Necesita cooperación, inventiva, y puede ser muy divertido. Podéis experimentar con una nueva receta, que uno le enseñe a cocinar su plato favorito al otro, o lanzaros a la aventura y ver qué podéis hacer con lo que tenéis por casa.

También, si lo preferís y sois un poco más competitivos, podéis hacer un concurso de cocina, a lo Masterchef. Elegid quién prepara el primer plato y quién el segundo, o retaros a hacer un aperitivo y un postre, o incorporad un ingrediente específico que el otro deba usar en su plato. Las posibilidades son infinitas, y el premio… es cosa vuestra.

San Valentín viaje juntos

Planead un viaje soñado

Que os quedéis en casa esta noche no significa que tenga que ser así para siempre; ¿por qué no aprovechar la tarde juntos para planear el viaje que siempre quisisteis hacer?

Elegid un destino soñado, explorad las localizaciones con Pinterest o Instagram, poned un presupuesto y elegid qué es lo que más os gustaría hacer. Puede que incluso descubráis intereses en común que no sabíais que teníais, o que encontréis nuevas experiencias que probar juntos.

Noche de juegos en San Valentín

Haced una noche de juegos

Una noche de juegos para dos es una gran alternativa a pedir unas pizzas y Netflix. Te permite desconectarte un poco, hacer una actividad que quizá normalmente no hagas, y relacionarte con tu pareja de modo más activo que sencillamente compartiendo un espacio en el sofá.

Los juegos de mesa han evolucionado mucho desde la Oca y las damas; hoy en día hay una enorme variedad de juegos que disfrutar en pareja, desde juegos de rapidez manual y visual hasta juegos pensados para estimular tu imaginación, cooperativos o competitivos. Incluso te puedes crear tu propio Escape Room en casa.

Otra opción es hacer una noche de trivial en pareja, especialmente si las preguntas son acerca del otro; ¿cómo se llamaba su peluche favorito? ¿Cuál es la comida que más odia? ¿Quién dijo «te quiero» primero?

Noche de cata en San Valentín

Preparad una cata en casa

Hay muchas opciones para hacer una cata en casa: Vino, queso, chocolate… o los tres a la vez. Es mucho más fácil de lo que parece, y es una manera distinta de pasar la tarde en casa con tu pareja, y puede ser una buena manera de sorprenderle. También es un plan divertido para hacer con otras parejas, de modo que cada uno aporte algo a la cata.

Para elaborar la cata, elige un tema (quesos del norte de España, o vinos de un año específico, o chocolates de distintas marcas europeas) y asegúrate de que tu pareja, o los comensales, no sepan cuál es cuál. Prepara un lugar para la cata, decóralo a tu gusto y presenta la comida y/o bebida como si se tratase de un restaurante.

Durante la cata, podéis tomar notas o sencillamente comentar lo que cada uno opina, e incluso jugar a ver quién adivina lo que acaba de catar.

Esperamos que celebres o no San Valentín, estas ideas te sean útiles, ya sea mañana o cualquier otro día. Y si lo que estás buscando no es tu media naranja, sino tu casa de ensueño, en Inmokea siempre estamos dispuestos a ayudarte.
¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

Una respuesta

  1. Esther
    | Responder

    Gracias por las ideas!! Un abrazo y feliz San Valentín!

Deja un comentario